lunes, 5 de septiembre de 2011

Análisis Deus Ex Human Revolution Xbox 360

Siguiendo la tónica por la cual esta completamente desdichada la industria de los videojuegos y volviendo a hacer un alarde de imaginación e innovación por parte de los desarrolladores (modo irónico OFF), tenemos ante nosotros el retorno al mundo de los videojuegos de un título que nació hace mas de una década y que aterriza en esta generación con animo de devolver al jugador mas rodado la experiencia vivida hace tiempo o demostrar al jugador mas novel de lo que es capaz de presentar la saga. Deus EX Human Revolution es la tercera entrega Deus Ex, que nació en el año 2000 y que tuvo por continuación a Deus Ex: Invisible War. El titulo que nos ponemos analizar llega en forma de precuela del primero. 

En un mundo donde la tecnología a llegado a superar toda ciencia y física proporcionada por la naturaleza. Donde los seres humanos son rellenados por unos injertos, llamados aumentos, que se dedican a sustituir órganos y extremidades humanas por aparatos altamente futuristas y que son capaces de mejorar el cometido que para ello fueron creados por la madre de las madres.
Con una población divida entre la utilización de dichos avances y en contra de lo que parecer ser jugar a ser dios. Aquí se sitúa nuestro protagonista llamado Adam Jensen. Un antiguo investigador policial que dedica su jornada laboral como responsable de seguridad de Industrias Sarif, una empresa dedicada exclusivamente al desarrollo de aumentos. Un ataque terrorista irrumpe en la vida de Adam y de Industrias Sarif que acaban por dejar muy maltrecho a nuestro personaje y con la vida de su amor, Megan. Esto obliga a tener que insertar todo los aumentos necesarios en el cuerpo de Adam para salvar su vida y convertirlo en un ser sobrehumano que al recuperarse de las operaciones no tiene otra cosa entre ceja y ceja que la búsqueda de la verdad, cueste lo que cueste. 


Ante nosotros acción y RPG en primera persona con mucha exploración, diálogos, combate, misiones… En principio nada nuevo que ya nos haya mostrado juegos como Fallout 3 o Metal Gear pero tiene la virtud de combinar muy bien todos sus aspectos dándote a elegir la manera como quieres que se desarrolle el juego. Puedes armarte hasta los dientes e ir a saco contra el enemigo o por contra realizar con acciones de sigilo todos los cometidos hasta el punto que puedes completar el juego sin matar a nadie salvo los jefes finales a los que no tendrás mas remedio que acabar con ellos. Como es costumbre en este tipo de juegos tienes una misión principal que ya he comentado arriba, y una sucesión de misiones secundarias que podrás aceptar o rechazar pero que casi se convierten en obligadas ya que es de vital importancia conseguir experiencia y dinero para mejorar tus aumentos, prueba de ello es que el propio juego te hace tropezar con ellas durante la trama principal para que no tengas que ir a buscarlas y las pases por alto. Mejoras básicas para desarrollar nuestro estilo. Puedes piratear terminales para conseguir información, anular cámaras de seguridad, acceso a zonas con items, aumentar tu físico para ser silencioso, indetectable o con mega fuerza, tener la capacidad de persuadir en conversaciones y algunas mas bastantes interesantes. Gracias a la experiencia y al dinero conseguimos los denominados Praxis que no son otra cosa que puntos de habilidad que aplicamos donde mas nos convenga. 



No podemos decir que se trata de un juego lineal pero tampoco que permita la exploración libre. Las ciudades no son excesivamente grandes pero permite realizar rutas por alternativas diferentes como por tejados, alcantarillas, conductos de ventilación o por la misma calle. Es aquí donde el juego demuestra su mejor virtud, la dependencia de uno mismo. Imaginaos que debéis pasar a una zona infectada por una banda conflictiva y hay una calle de acceso vigilada por un pandillero. Podemos establecer conversación con el y convencerlo de que nos deje pasar mediante diálogos, mostrándonos agresivos, dóciles o pasivos y muy bien entrelazadas las frases, teniendo en cuenta que todos nuestros movimientos serán vigilados. O podemos subir por los tejados y bajar por escaleras de incendio para que mediante sigilo nos movamos por el habitáculo sin ser detectados. Aunque por supuesto nos podemos liar a tiros y comenzar una batalla contra toda la banda. Todas las situaciones están muy bien contempladas en el desarrollo y en ocasiones te quedas con la duda de lo que podría haber pasado si en vez de elegir una forma hubieras probado otra. 



Completamente doblado al castellano con decenas de voces diferentes para todos y cada uno de los personajes del juego, incluso para los transeúntes del montón que están por la calle o en locales tienen su frase a decir y encima en idiomas diferentes en función de la ciudad donde estemos. El problema de esto es que en la mayoría de personajes no esta sincronizada la imagen o movimientos del personaje con el audio. De esta manera vemos como se le oye hablar y no mueve la boca o viceversa, tanto en personajes secundarios como en principales. Es una pena porque estéticamente es muy feo. Respecto a la música esta bastante conseguida la banda sonora. Muy acorde con la acción o la situación en pantalla, cambiando de intensidad la música ambiente y en ningún momento se hace pesada, cosa que se agradece.



Cumple con creces el apartado visual. El juego recrea ciudades en un espacio bastante reducido pero por contra estos espacios ganan en belleza y vida. Es común encontrarnos puertas o zonas accesibles que después sirven para mas bien poco con nuestro cometido, pero le dan grandeza al entorno muy bien identificado dependiendo la misión que realicemos. Dada la gran cantidad de conversaciones que existen los gestos faciales son bastante importantes. No de la altura de títulos como el reciente de RockStar pero si son de una buena categoría. Así como lo son las animaciones y secuencias entrelazadas en la acción cuando entablamos una conversación o ejecutamos una maniobra de ataque. Las partes de vídeo donde ocurren sucesos de la historia son también buenas. Directamente digo que no encontrado fallos gráficos pero si es una lástima, como ya he comentado antes, la mala sincronización de la boca y los gestos con los diálogos. 



Como veis tiene muy pocos “pero” este juego. Se nota que le han puesto dedicación y trabajo en muchos detalles, se refleja en cada misión que realizas. No innova, no aporta nada nuevo, pero todo lo que hace lo hace muy bien. Luego esta si el estilo de juego te atrae. Como ya he comentado el juego te deja elegir como jugarlo pero en la mayoría de ocasiones parece como si todo indicara mas hacerlo en modo sigilo que en cualquier otra variedad. Es este el único “pero” que le quiero poner. Cierto es que combina muy bien las facetas de rpg y acción pero si decides hacer el juego entero en modo sigilo te das cuenta de que esta mas predestinado por este camino. De no ser así es bastante probable que encuentres el juego pesado, lento e incluso repetitivo en ocasiones. También le achaco no tener ningún tipo de utilidad online. Ya no digo un multijugador cooperativo, aunque bien lo podría tener fácilmente, si no alguna interfaz aunque sea para comprobar nuestras estadísticas o compararlas con compañeros, Deus Ex HR ha caso omiso al online. Cosa que haría que el juego tuviera mas vida de las 30 horas aproximadas, que no es poca ya que una vez terminado invita a rejugarlo y cambiar nuestra estrategia en determinadas misiones, directamente comprobar los diferentes finales de la historia o machacarnos a superar los desafíos en un modo de dificultad mas elevado si queremos ya que por si el modo normal exige bastante empeño en nuestras maniobras. Por eso puedo decir que es un juego notable, una digna historia de la saga Deus EX y una compra muy recomendada. 

Fuente: Akihabara Blues (Licencia CC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...