miércoles, 10 de agosto de 2011

Dragon Quest VI Realms Of Revelation



[Por Sefiria] Conviértete en un héroe tenaz, valiente y decidido destinado a salvar la paz de dos mundos amenazados por las fuerzas del mal descubriendo la verdad sobre ti mismo…

Presentación

Remontémonos a aquella época donde la actualmente empresa japonesa Square-Enix era conocida como Enix y famosa por su saga de videojuegos “Dragon Quest”, creada por Yuji Horii, “el padre del maná”. Concretamente quiero situaros en el mes de Diciembre del año 1995 donde aparece por primera vez en el mercado japonés la sexta entrega de esta saga para SNES, creando gran furor en el país del sol naciente y convirtiéndose, a pesar del elevado precio con el que salió a la venta, en uno de los JRPG más vendidos de la historia.
Después de 16 años sin saber nada de esta entrega y viendo aparecer videojuegos como “Dragon Quest IV” o “Dragon Quest Monsters: Joker” para Nintendo DS, renace cual ave fénix de sus cenizas en el pasado mes de Mayo “Dragon Quest VI” en forma de remake con el nombre de “Dragon Quest VI: Los Reinos Oníricos”. Y aparece pisando fuerte, aprovechando al máximo los recursos de los juegos RPG y parte del potencial de la portátil de doble pantalla de Nintendo, mezclados con unos gráficos mejorados y una jugabilidad reinventada.






Una carátula que lo dice todo
Historia
Te encuentras descansando en el bosque junto a tus compañeros de viaje antes del momento de la batalla final. Listos para terminar con el reinado de oscuridad que cubre al mundo, os adentráis fácilmente en el castillo del malvado Murdaw para acabar finalmente con él. Sin embargo, nada es lo que parece, y Murdaw os ha tendido una trampa… ¡Os ataca convirtiéndoos en roca y haciéndoos desaparecer en pedazos!
Gritas despavorido cayéndote de la cama al suelo y tu hermana, Tania, te riñe por haberla asustado. Dolorido al despertar, ella te dice que Ovillo, el alcalde de tu aldea llamada Monte Rueca ha venido para hablar contigo, pero no quería molestarte ya que estabas durmiendo. Curioso por saber qué quiere Ovillo de ti, sales de casa a buscarle mientras piensas extrañado sobre el sueño que has tenido: te has convertido en un valiente héroe dispuesto a salvar el mundo. Llegas a la casa del alcalde, el cual te encomienda una misión: quiere que vayas a la ciudad de Ganga a vender las artesanías típicas de tu aldea para pagar la corona espiritual, objeto usado como ofrenda en el Festival de la Fortuna a tu Diosa y al espíritu de la montaña en la que habitas.

Una vez en Ganga recorres su extenso mercado lleno de comerciantes para ver quién te ofrece el mejor precio por las artesanías y vas en busca del fabricante de coronas, encontrando en su casa a su hija, quien te dice que su padre salió hace 3 días en busca de madera para las coronas, pero que aún no ha regresado. Inquieto, no puedes esperar a que vuelva, y decides salir a buscarlo. Te adentras en un bosque cerca de Ganga donde encuentras al fabricante de coronas al borde de un precipicio apunto de caer. Vas a socorrerle, con tan mala suerte que él consigue subir y tú caes al vacío. Apareces en un lugar extraño, en otro mundo, donde nadie puede verte y, aunque intentas hablar con la gente, nadie te hace caso. Escuchas la existencia de una choza misteriosa donde hay un pozo del que sale una siniestra luz y te diriges hacia ese lugar, donde observas qué hay dentro, y mágicamente te teletransportas a un pozo cerca del bosque donde estaba aquel precipicio. Vuelves a Ganga a ver al fabricante de coronas el cual creía que estabas muerto, por lo que como agradecimiento por salvarle la vida te regala la corona.
Vuelves a Monte Rueca para entregarle la corona al alcalde y ayudar con los preparativos del festival. Al caer la noche empieza la fiesta, dando comienzo con una ceremonia en la que tu hermana es la elegida para entregarle la ofrenda a la Diosa y al espíritu del monte. Al finalizar la ofrenda, la Diosa se manifiesta a través de tu hermana, dándote un mensaje: eres el elegido para salvar al mundo de las garras del mal, y no sólo a tu mundo, sino también al que todos conocen como “el reino fantasmal”. Es por ello que el alcalde te entrega una citación para ver al rey Somnus en la ciudad de Somnia, con el fin de que este te ayude con tu misión. La única manera de ver al rey es alistándote en su ejército por lo que, después de pasar unas cuantas dificultades para conseguir este objetivo, acabas formando parte del ejército y te marchas junto a Ebanisto, un guerrero experto de las artes marciales con el objetivo de descubrir qué conexión hay entre los dos mundos y por qué la gente habla de Murdaw, aquel malvado que apareció en tu extraño sueño.
¿Quizás aquel sueño era una premonición del futuro? ¿O solo era una tontería que se le ocurrió a tu subconsciente mezclando habladurías de la gente?. Lo que si tienes claro es que quieres descubrirlo, y para ello necesitas reclutar a más compañeros explorando tu mundo y el “reino fantasmal”.

Modos de Juego

“Dragon Quest VI: Los Reinos Oníricos” carece de modos de juego, ya que directamente al iniciarlo nos da las opciones de continuar con la aventura, crear un nuevo registro de aventuras o borrar un registro de aventuras.
Al iniciar partida debemos ponerle nombre a nuestro registro de aventuras, plasmado a través del típico menú de datos de Dragon Quest, caracterizado por ser recuadros blancos con opciones sobre fondo negro.
El nombre que le pongas a la partida será el de tu héroe
Jugabilidad
Este remake continúa con el legado de los juegos de rol aunque mezcla elementos clave de varios tipos de RPG. Principalmente trata lo que tienen todos en común: tendremos que recorrer el mundo de ciudad en ciudad adentrándonos en mazmorras, bosques, desiertos y demás escenarios para conseguir objetos y realizar misiones que nos permitan avanzar en la historia. Debemos comprar armaduras, escudos, cascos y armas para mejorar los parámetros y el estilo de nuestros personajes para así poder subir de nivel derrotando a múltiples y diversos enemigos, tanto clásicos como nuevos de la saga “Dragon Quest”.
Cuando estemos dentro de, por ejemplo, una ciudad, un bosque o un castillo las dos pantallas de la consola nos darán una vista más completa del lugar en el que estamos, ya que en la pantalla inferior veremos por donde nos movemos y en la pantalla superior la parte que le sigue al escenario.

La utilidad de las dos pantallas

Vista con la cámara girada
Una vez fuera, en el mapa del mundo, la distribución de las pantallas es distinta. La pantalla inferior servirá para movernos por el mapa del mundo siendo nuestro tamaño parecido al de las ciudades para tener una vista más general del mundo. La pantalla superior servirá para mostrarnos el mapa, el cual iremos descubriendo progresivamente a medida que lo exploremos.

Descubriendo el mapa del mundo
Conseguiremos objetos de muchas formas: ganando batallas, abriendo cofres, comprándolos en tiendas o bien explorando los cajones y armarios de las casas al igual que rompiendo vasijas y barriles de las ciudades, interactuando con los elementos de los escenarios.
Dispondremos de dos opciones para guardar los objetos que consigamos a lo largo de la historia: podemos hacer que los personajes los lleven encima o meter todo lo que encontremos en una bolsa general que llevaremos en todo momento. Hay una clase de objetos especiales dispersos alrededor de los mundos que nos servirán para canjearlos por equipamiento y armas especiales. Estos objetos son las “minimedallas”.
DsWii
A lo largo del videojuego podremos reclutar a los personajes principales que participen en la historia a medida que nos encontremos con ellos. Además, también tenemos la opción de reclutar a otros personajes secundarios y a monstruos en nuestras filas. ¿Os gustaría que un simpático limo os acompañara durante vuestra aventura?
Nos moveremos por el mundo caminando o haciendo uso de los diversos vehículos de los que dispondremos: desde un carromato o un barco hasta vehículos tan extraños como camas voladoras o alfombras mágicas. ¿Para qué queremos aviones si podemos viajar en camas voladoras?.

“Mi cama voladora mola mil”
Las batallas se desarrollan por turnos y en primera persona, donde los personajes no aparecen en pantalla y observamos a los enemigos como si estuvieran en frente de nosotros, atacando primero quien tenga más agilidad. Toda la acción se desarrolla en la pantalla inferior de la Nintendo DS, siendo en la pantalla superior donde aparecen los personajes que llevamos en ese momento y sus estadísticas. Al comenzar una batalla, nos aparecerán cuatro opciones:
  • Luchar: donde nos aparecerán las opciones de “Atacar”, para atacar con tu arma al enemigo; “Magia”, para lanzar un hechizo; “Objetos”, para utilizar cualquier objeto que tengas encima; y “Defensa”, para defenderte de cualquier ataque.
  • Miembros: donde aparecen las opciones de “Cambiar uno”, para cambiar a un miembro de tu equipo que esté en tu carro por otro; y “Cambiar todos”, para cambiar completamente la formación de tu grupo de ataque.
  • Táctica: donde podremos configurar a nuestros miembros del grupo, tanto los que estén dentro de nuestro carro de viaje como a los que estén en formación de ataque para darles órdenes de ataque o de defensa.
  • Huir: donde podremos escapar de una situación peliaguda si el enemigo está descuidado.

¡A defenserse toca!
A medida que luchemos ganaremos puntos de experiencia con los cuales subiremos de nivel y se elevarán nuestros parámetros, siendo estos: fuerza, agilidad, resistencia, sabiduría, estilo, ataque y defensa. Llegado el momento, tendremos que elegir la vocación de nuestros personajes: podemos especializar a un personaje en una vocación o hacer que aprenda muchas habilidades de las más de 15 vocaciones distintas presentes en el juego.

Quiero ser GuerreroHéroeMago
Para aprovechar la posibilidad de la pantalla táctil de Nintendo DS, “Dragon Quest VI: Los Reinos Oníricos” incluye variados y divertidos minijuegos táctiles a lo largo de la historia.

“Limo resbaladizo”
Gráficos
“Dragon Quest VI: Los Reinos Oníricos” mezcla gráficos 2D con gráficos 3D en una apuesta original y destinada a aprovechar los recursos de Nintendo DS.

Los personajes, diseñados por el conocidísimo artista japonés Akira Toriyama, presentan unos gráficos 2D de 8 sprites y animación constante, es decir: nos movamos en la dirección que nos movamos los personajes tendrán su punto de vista gráfico correspondiente y aunque estemos parados el personaje seguirá moviéndose en el lugar. Los escenarios de ciudades y lugares a los que podamos acceder presentan una estética 3D detallada que podremos apreciar más aún al pulsar los botones L o R para girar la cámara hacia la derecha o hacia la izquierda y ver todos los detalles de las casas, edificios, árboles y demás elementos (opción útil a la hora de encontrar puertas que desde un punto de vista no son visibles).
Respecto a su anterior versión para SNES, los gráficos 2D han sido mejorados añadiéndoles más píxeles de distintas gamas cromáticas para que los personajes tengan más profundidad, volumen y detalle, haciendo que sean lo menos planos posibles dentro de sus limitaciones. En cuanto al tema de los escenarios, ambientes y fondos, han sido remodelados completamente ya que, como hemos dicho anteriormente, sus gráficos son en 3D.

Imágenes de Dragon Quest VI. ¡Qué tiempos aquellos!
Los escenarios de las batallas presentan, normalmente, una perspectiva frontal que nos da la sensación de tener al enemigo delante y un fondo que recorrer detrás, ya que a estos los vemos en primera persona. Además, algunos escenarios de batalla tienen animaciones como, por ejemplo, en los castillos, donde mientras luchamos contra los enemigos podemos observar como el fuego de las antorchas o candelabros se mueven. Los enemigos, lógicamente, poseen sus propias animaciones a la hora de atacar, estar en guardia o simplemente aparecer. Hay incluso ataques de enemigos que al acercarse a ti el objeto que te lanzan se hace más grande, dando la sensación de cercanía.

¡Fuera de mi camino!
Sonido
La banda sonora de “Dragon Quest VI: Los Reinos Oníricos” al igual que toda la banda sonora de la saga es una obra del compositor japonés Koichi Sugiyama y respeta los temas clásicos del juego original dándoles un toque más actualizado.
Los temas son difíciles de olvidar y siempre se adaptan a la situación en la que estemos, ya sea resolviendo algún misterio, como estar presente en un momento trágico o como luchar épicamente contra jefes finales. En general, está envuelta en un ambiente heróico y guerrero, característica presente en la saga “Dragon Quest”. Como elemento clásico de los primeros RPG, el juego carece de voces, pero si presenta efectos de sonido para ciertas situaciones de los personajes y para los efectos sonoros en las batallas.


Conclusion
“Dragon Quest VI: Los Reinos Oníricos” presenta mejores aspectos gráficos respecto a su versión original, manteniendo el aire épico y heróico de la saga al igual que respeta fielmente su historia. Sin embargo, 16 años de retraso se notan, ya que para los tiempos que corren la historia se queda algo desfasada, genial a la par que inocente y fantástica, pero un poco anticuada respecto a lo que se suele hacer en videojuegos RPG hoy en día.
A pesar de ello, hay que agradecer que grandes joyas de los RPG clásicos por fin lleguen a nuestro país, y más en este caso con una gran entrega de la saga Dragon Quest. También hay que agradecer que el juego esté totalmente traducido al castellano, por lo que se incorpora otro buen RPG más a la lista de juegos de la ya casi jubilada Nintendo DS.
Como aspectos fuertes de esta entrega, cabe destacar la mezcla de elementos RPG haciéndolo clásico pero moderno al mismo tiempo, mezclados en un entorno 3D muy detallado.
Sin embargo, los peores aspectos recaen en el hecho de que se podría haber utilizado mejor el potencial de Nintendo DS (sobretodo el aspecto táctil, ya que sólo sirve para los minijuegos y no se puede navegar con el puntero por los menús) y que los constantes combates aleatorios son, en ocasiones, excesivos.
Hay que tener cuidado con las batallas, ya que si nos derrotan durante el juego volveremos al último punto donde hemos guardado. Lo bueno es que conservamos la experiencia adquirida hasta el momento antes de que nos derrotaran; lo malo es que lo haremos con menos dinero.
Aún así, es un juego que los amantes de los RPG clásicos disfrutarán sin ninguna duda y es un buen título para aquellos que aún no hayan probado ningún Dragon Quest.

Positivo
  • Gran remake de la sexta saga de Dragon Quest que hace 16 años sólo salió en Japón.
  • La historia es entretenida y engancha.
  • El uso de las dos pantallas en los escenarios que nos permiten ver el doble.
  • La cantidad de vocaciones a elegir.
  • Más de 40 horas de juego para aquellos que quieran completarlo al 100%.
Negativo
  • Que el uso de la pantalla táctil sea principalmente para los minijuegos.
  • Los combates aleatorios se hacen pesados, sobre todo cuando toca explorar a fondo algún lugar o ir de un sitio a otro que estén alejados.
  • Al principio el tema de las vocaciones es bastante lioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...